25 ago, 2017

Dos tetas y un trabajo

Publicado por: M. Teresa Capilla En: Maternidad Comentario: 0

Como asesora de lactancia, me ha llegado la vivencia de ésta mamá a la que le han hecho elegir entre Lactancia o Trabajo.

Quiero compartir con vosotros su experiencia.

Gracias Azra por abrirnos tu corazón. Eres una mamá formidable, y que nunca nadie te haga dudar. ¡Tu hija Elena tiene a la mejor madre que le podía tocar!

 

Me llamo Azra y me gustaría compartir con vosotros mi experiencia personal. Una elección dura y lamentablemente demasiado común.... Más lamentable cuando sucede dentro del sector sanitario.... Necesitaba expresarlo, hacerlo público...

Hace dos semanas tuve que elegir: Lactancia o Trabajo.

No quería elegir, no creí que tuviera que elegir, no creí necesario elegir, ni apropiado, ni oportuno, ni positivo, ni coherente y si me apuras ni racional.

Lo natural es la teta, tan natural como la sanidad, la maternidad, la profesionalidad y esas cortinas de humo tras las que suelo trabajar.

Tres meses, demasiados meses, seis meses uuuff cuántos meses, ocho meses ¿pero cuándo vas a dejarlo?.

20 veces, las veinte que pedí esos veinte minutos. Las veinte veces que tuve que canjear comida por lactancia, merienda por lactancia, vaso de agua por lactancia. Porque cada minuto cuenta, cuenta sólo si eres madre y tienes que sacarte leche. Minutos que me quitaba de dormir, levántandome a las 5 de la mañana para llenar la nevera de oro blanco líquido, tan a gusto, con tanto sueño, tan feliz.

Así pasaron los días y los kilos.

Pasaron muchos días y seis kilos.

El uniforme te queda grande, estás pálida, tienes ojeras...

¿te encuentras bien?....

"si si, es que llevo muchas horas sin comer"

"ésto te pasa por haber elegido sacarte leche, no es mi problema, no me siento culpable, te lo dije....o el trabajo o la lactancia. Tienes que elegir".

Elegir.

Escoger bando.... La teta o tú.

La teta o la comida.

La teta o el trabajo.

Que ridículo suena.

La teta o los kilos.

La teta o menos mareos.

La teta o la teta o la teta...

Siempre igual, yo con la teta y con mi hija, trabajando en un entorno de madres, partos, hijos y tetas y consejos para prevenir la mastitis.

Ahí estaba. Firmando mi elección. Madre, hija y teta. Pequeños sorbos de café a las 10 de la mañana, esperando a que mi hija se despierte para darle TETA. Porque siempre, te elegiré a tí hija mía.

 

 

Quería compartirlo de algun modo. Lo necesitaba.

Quería animar a todas las madres a que no lo dejen.. A que no se dejen intimidar, a que luchen por lo que creen mejor para su hijo.

Es triste que ésto suceda en un país avanzado y "tolerante" y más todavía trabajando en el sector sanitario y además en Gine/oB

Ojalá sirva a alguna mamá para no dejarse intimidar!!

No renuncies a la lactancia!!!

 

Comentarios

Deja tu comentario